Aceite de salmón con Omega 3

 

Ameu está permitido en la RFA sólo en caso de cantidades elevadas de grasa en la sangre o trigliceridos, no para valores altos de colesterol.
Los trigliceridos no intervienen en la arteriosclerosis
(esto afecta también a Sanhelios, Doppelherz y todos los demás productos de aceite de salmón con Omega 3).

Con el aceite de salmón se ingiere mucho colesterol, ya que todo aceite o grasa animal contiene colesterol.

El fabricante redacta:

Sopésese el riesgo de su utilización en pacientes con niveles altos de colesterol.

Atención:

El aceite de salmón / Omega 3 (Ameu) aumenta el tiempo de sangrado. Llévese un control médico de los pacientes con problemas de coagulación y los pacientes que han de ser tratados con medicamentos anticoagulantes. Los efectos se refuerzan.

Rápido aumento de los valores hepáticos (lo que normalmente se atribuye al alcohol).
Reacciones alérgicas cutáneas, como enrojecimientos, inflamaciones y picor.

Contraindicaciones:

Colecistitis aguda a crónica

Pancreatitis aguda a subaguda

Problemas en la digestión de grasas

Enfermedad de la vesícula biliar y del páncreas

Problemas de coagulación

En muchos países, como p.ej. en la RFA y en Austria, se recomienda el aceite de salmón teniendo colesterol. Esto es totalmente irresponsable.

Existen muchos complementos alimenticios en forma de aceite de salmón en todo el mundo. Estos productos no están autorizados, por ello falta esta información, lo que no es nada bueno. Ameu es legal en la RFA y podrá consultar esta informacón en su prospecto.